Historias reales Mira las historias "Felices Juntos" de gatos ayudados por FELIWAY

Principito , López & Navidad

Aún recuerdo como aquella noche de Verano en la que cayó una tormenta torrencial oía tú maullido desde la ventana de la casa de mi hermana, eran gritos llenos de miedo, pues eras tan sólo un bebé de un mes.
Yo ya tenía tres gatos en casa, no podía acoger a más, pero tampoco podía dejarte allí, en nuestro primer acercamiento te asustaste e intentaste correr, entonces me di cuenta que algo no iba bien, montamos juntos en el autobús hacia mi casa, ibas dentro de una caja de zapatos, pero ya estabas más relajado, creo que pronto entendiste que te iba a querer y cuidar pasará lo que pasará. Nuestras primeras visitas al veterinario no fueron muy esperanzadoras, pues no te daban más de un año de vida al descubrir que tenías una enfermedad neurológica por algún golpe en la cabeza o ingerir algo tóxico. Pero no nos rendimos, y con tus patitas torcidas te has inventado nuevas formas en las que va un gato a un arenero, como también tras muchas horas de prácticas en las que lo intentabas y te caías, conseguiste un día por fin ,saltar a la cama y al sofá , has logrado correr y jugar a tu manera, e incluso aprendiste a darme la patita a través de juegos, y aunque nunca hayas podido ronronear , te encargas de hacerme saber que eres feliz dándome lametones.
Últimamente hemos tenido muchísimas visitas al veterinario, incluida una mudanza entre medias de todo este jaleo conocimos y empezamos a usar FELIWAY .
Pues hace pocos meses broncoaspiraste, corrimos al veterinario, pensaba que había llegado tu final, y es que por tu problema neurológico, sumado a tu edad, perdiste parte de la capacidad de deglución, pero
de nuevo, no te rendiste, y tras varios meses de lucha estás recuperado y te has adaptado a comer solo latitas de paté, y es que me has enseñado a ser paciente y luchar, a ser fuerte y a no rendirse cuando algo te importa y por eso...
Dentro de poco cumplirás 14 años, en los que has demostrado adaptarte a tus posibilidades y ser un gato muy feliz y sobretodo muy especial, y es que gracias a ti he aprendido que sólo con el corazón podemos ver lo esencial, por ello
Gracias a FELIWAY por acompañarnos durante tantos momentos duros, haciéndonos la vida más fácil.